:: Ficción ::

Un mundo mejor

24-04-2014 |

Jueves, día de ficción. Publicamos uno de los cuentos que conforman la reciente antología de nuevos narradores argentinos Felices juntos (Tenemos las máquinas).

Por Quimey Lillo.

quimey lillo Quimey Lillo, una de las autoras de Felices juntos.

Nos reencontramos una vez cada dos meses y jugamos a que el tiempo no pasó, a que dejamos de lado todas nuestras diferencias, olvidamos que nos llevábamos bastante mal mientras vivíamos juntos, evitamos hablar de que elegimos vivir tan lejos, ambas partes, padres e hija, ni siquiera nos permitimos decir que es mejor así, que de esta manera nos vemos cuando realmente tenemos ganas, nunca por obligación, y que así cada uno resuelve su vida sin la intromisión del otro. Igual, con todo lo que no nos decimos y nunca nos vamos a decir, estamos felices de reencontrarnos, y hacemos todo igual, o tratamos de hacer lo mismo que hacíamos cuando viajábamos de vacaciones. Papá llega del trabajo a las ocho de la mañana, sube las escaleras cantando una canción a los gritos y pasa por mi habitación: “Yo sé que no vuelve más, el verano en que me amabas”, con una voz gruesa hermosa, y después dice: “Dale, dale, dale, arribaaaa, ya tendrías que estar levantada, ayer dijimos que íbamos a salir temprano”. Después camina haciendo ruido por el pasillo y dice algo más: “Los que viajan a Bariloche, presentarse a desayunar”. No importa que ya sea muy grande para estas cosas. No importa. Lo dejo que lo haga, actúo en consecuencia. Una vez se me ocurrió discutir ese comportamiento; me fue mal. El sufrimiento infligido a papá, por no dejarlo ejercer ese rol, produjo una tristeza mucho peor que la tristeza de obedecer y dejarse llevar por unas reglas que, en definitiva, no ponen en riesgo mis profundas convicciones libertarias. Así que nos largamos al juego y jugamos y, la verdad, lo pasamos bien. Hay discusiones que hay que dar pero nunca hay que perder de vista el sentido final; para decirlo simple, esta discusión para qué nos serviría, cuando termine y alguno de los dos gane, en qué habremos mejorado el mundo, Papá. Así está bien. Vos cantás y mandás, yo te convenzo de que te hago caso en todo. Estamos en Cutral-Có y tenemos por delante un viaje de cuatrocientos cincuenta kilómetros hasta Bariloche. Para ir por una ruta decente hay que retroceder hasta El Chocón por la ruta 22 o bien —esta es la opción que elige siempre mi Papá porque es más corta— tomar la ruta provincial 17, donde se accidentan los inexpertos, ahí, en esa ruta que desde que recuerdo es sin asfalto y cada tanto, en época de elecciones, se ve poblada de camiones y camionetas y una especie de puesta en escena de que algo está por pasar, de que en cualquier momento la guita del Banco Mundial o la guita del Minplan, se verá traducida en un trabajo que no entiendo cómo les puede parecer tan monumental, un trabajo con piedras, un trabajo de revolver, pasar con una espátula gigante, qué se yo —sin ánimo de subestimar, al contrario, porque espero muchísimo de la humanidad, del hombre que trabaja con sus manos para construir. ¿Tan difícil es lograr cubrir la tierra seca y dura, emparejar el terreno lleno de piedras enormes? ¿Será éste el problema o será administrativo? Debe ser un papel frenado en un municipio, debe ser una disputa entre una empresa y otra, una que es amiga del intendente y otra del gobernador se pelean por la obra, algo así, habría que averiguar, seguro que algún periodista ya lo sabe todo. Le pregunto a mi viejo que en el camino se queja y se queja indignado y hasta baja el vidrio en un momento. Ay mi papá, tan descarado, y les dice algo a unos que bajan con un casco de unas camionetas blancas enormes, les dice: “¿Y, muchachos? ¿Esta vez sí o seguimos con la parodia?”. Los tipos no lo escuchan o se hacen los que no, porque levantan el brazo, como los paisanos que saludan a los viajantes que pasan rápidos y furiosos en el carril de un tiempo más acelerado, otro tiempo distinto al de ellos. Y los ingenieros saludan así, y parecen eso mismo, que son el decorado de una realidad donde impera otro tiempo.

[Seguir leyendo]


Que la tierra te sea leve

23-04-2014

Es lo que yo le susurraría a mi niño recién parido para que se enfrente al mundo, es la tierra física sobre los cuerpos de los muertos en las inscripciones antiguas en las lápidas, era una expresión de deseo para los seres torturados en vida.

Por Ariana Harwicz y Sol Pérez.

leve3

“La lava los mató a todos pero conservó el arte”

Al llegar al matadero los animales son alojados en corrales de espera por una o más noches. El sacrificio se lleva a cabo con una pistola de aire comprimido que es disparada al cráneo del animal, que debería dormirse sin dolor, esto a veces no ocurre y hay que repetir el procedimiento. También puede suceder que no se consiga el efecto deseado y el animal quede simplemente herido en la cabeza. Luego de esto, el animal es colgado en ganchos boca abajo y degollado. Se hace usualmente el retiro de la sangre, lavado con vapor y retiro de las vísceras y del cuero. En el caso del cerdo se retira el pelo, pero no la piel. En el lugar queda la sangre, restos de huesos y grasa, la harina de los huesos, las pieles, el pelo y las vísceras.

[Seguir leyendo]


:: Lecturas ::

Duraznos sangrantes

23-04-2014 |

Una reseña del último libro de Leila Guerriero, Una historia sencilla, editado por Anagrama y catalogado por Ricardo Piglia como “una novela verdadera”.

Por Valeria Tentoni.

Maquetaci—n 1 “Ésta es la historia de un hombre que participó en una competencia de baile”: así arranca Leila Guerriero a contar Una historia sencilla, que le llevó tres años de trabajo y viajes a la ciudad de Laborde, en Córdoba. Ahí, desde 1966, se realiza el Festival Nacional de Malambo, que recibe una cantidad de visitantes suficiente como para duplicar su población estable de 6000 habitantes. Se trata del “más argentino de los festivales”, según nos advierte la periodista se hace llamar a sí mismo el Laborde, la meca de esos bailarines feroces y empecinados que conocerá en su investigación.

“Un hombre que, en el mismo momento en que recibe su corona, es aniquilado”: esa es la matemática –en apariencia, simple– de la trama que detiene a Guerriero cuando la identifica en la nota de un colega en La Nación. Decide viajar para escribir, a su vez, otra nota. Y para ver, por sus propios medios, por qué esa gente pretende “alzarse para sucumbir”. Ocurre que el campeón de esa “danza asesina” que es el malambo, para preservar el prestigio del festival y en acatamiento a una normativa tácita y punzante, no puede volver a bailar en ningún otro certamen después de llevarse el premio.

[Seguir leyendo]


:: Filba ::

Tema composición: La pampa

23-04-2014 | ,

Durante el III Filba Nacional en Azul se les pidió a seis escritores que produjeran una microficción sobre La pampa, ese territorio vacío e inabarcable que, en palabras de Sarmiento, es el reflejo del mar en la tierra. Empezamos publicando los textos de Marcos Almada y Lila Navarro.

img_grande_la_pampa

Por Marcos Almada.

Tengo que relatar esta historia, de la cual sé poco. Dos hombres, dos cuchillos, el motivo y la disputa.
Tengo que relatar esta historia avanzando a medida que la cuento, como si al contarla estuviera escribiéndola por primera vez. Por lo tanto tendrá que haber retrocesos, deslices, torpezas, y algún acierto casual, que habrá que saber atender si es que aparece.

La pampa es la geografía como podría serlo cualquier otra. Esa estepa deshabitada, que se extiende hasta donde dan los ojos. Una tapera, algún monte perdido, las pajas bravas y las vacas que han de ser ajenas siempre. Para el hombre de a pie las jaurías de cimarrones son el peligro más constante. El chimango carroñero revolotea en derredor, el chajá es el avisador de que anda algún forastero. La tarde, como pasa generalmente, se apaga en la línea horizontal, recortada por el alambrado y las estacas de madera. Perdido, o encontrado, podría aparecer un boliche de paja y adobe adonde los parroquianos toman caña y comen chorizo. Algunos acordes en re menor, y tal vez una milonga sureña, que canta las penas del paisanaje. Algunos cavilarán su propio infortunio, otros se jugarán los porotos de la semana en un truco guarango y mugriento.

[Seguir leyendo]


Los imprescindibles de Daniel Guebel

23-04-2014 |

El autor de Genios destrozados elige sus diez libros de cabecera.

daniel guebel

1. Adolfo, de Benjamín Constant

[Seguir leyendo]


:: Agenda ::

Ciclo de editoriales independientes

22-04-2014

El jueves 24 se reanauda el ciclo Catálogos 2014.

damian ríos

Este jueves, a las 19 hs., se llevará a cabo el segundo encuentro del ciclo “Editoriales independientes: Catálogos 2014”, en el que dos editores y dos escritores nos informarán lo que se viene en los próximos meses. Además, claro, se debatirán temas relacionados con la edición independiente en nuestro país.

Los asistentes serán Damián Ríos y Adela Pantin (esta última a confirmar) por Blatt & Ríos y Juan Marcos Almada y Ana Ojeda por Alto Pogo. Coordina: Nacho Damiano.

¡Quedan todos invitados!


:: Rankings ::

Ranking semanal

Los libros más vendidos de la semana.

lanata

No hay novedades respecto al último ranking y Jorge Lanata se queda de nuevo con el puesto número uno gracias a su crítica feroz al gobierno kirchnerista. Muy cerca se ubica Murakami con su última novela, que ya ha ocupado los primeros lugares en otras oportunidades y completa el podio Fogwill con Nuestro modo de vida, una novela inédita fechada en 1980. Otros escritores que aparecen en el listado de los diez más vendidos son Curzio Malaparte, María Sonia Cristoff, César Aira, Pedro Mairal y Hebe Uhart.

De haber tenido en cuenta los libros de Eterna Cadencia para elaborar el ranking, el libro de ensayos de Benjamin sobre Kafka figuraría en primer puesto y las Letras gauchas de Julio Schvartzman en tercero.


Estos son los libros más vendidos de la semana:

1. La década robada, Jorge Lanata (Planeta)

[Seguir leyendo]


:: Poesía ::

Sobre la poesía III

22-04-2014 |

Mark Strand aparece como tercera entrega de la serie curada por el poeta y traductor Ezequiel Zaidenwerg. Cuatro estadounidenses reflexionan sobre la poesía en sus elegidos.

Selección y traducción de Ezequiel Zaidenwerg.

Mark Strand nació en Summerside el 11 de abril de 1934. Es poeta, ensayista y traductor, y ha desarrollado una extensa carrera académica. Fue reconocido con el Premio Pulitzer de Poesía en 1999 y el Wallace Stevens, entre otros. Ha escrito libros para chicos y, entre los de poesía, publicó Durmiendo con un ojo abierto, Elegía para mi padre, Tormenta de uno.

El poema que sigue, en idioma original, puede leerse acá.

a

La historia de la poesía 

[Seguir leyendo]


Nueve preguntas a Mempo Giardinelli

22-04-2014 |

El escritor y periodista chaqueño responde nuestro cuestionario a escritores.

principal-mempo-giardinelli_grande

Continuamos con nuestro cuestionario de nueve preguntas a escritores. En esta ocasión responde Mempo Giardinelli, autor de libros de cuentos, de ensayos y novelas, entre ellos Luna caliente, Qué solos se quedan los muertos y Los argentinos y sus intelectuales.

1. ¿Qué autor joven recomendás y por qué?

Por lo menos dos: Samantha Schweblin y Mariano Quirós. Porque me interesa lo que han escrito hasta ahora.

[Seguir leyendo]


:: Librería ::

#GabrielGarcíaMárquez

21-04-2014

Con ironía, con ingenio o con cariño casi todos los escritores tuvieron algo para decir en twitter sobre la muerte de Gabriel García Marquez el jueves pasado. Homenajes en 140 caracteres, anécdotas e historias compartidas con el gran autor colombiano, creador de obras maestras y maestro de varias generaciones de periodistas y literatos.

Gabriel-Garcia-Marquez

Vivir para contarla eligió titular sus memorias Gabriel García Márquez, nombre mayúsculo del boom latinoamericano y autor de novelas, crónicas e historias imperecederas. Algo similar le ocurrió a miles de personas el jueves pasado, hacia la tarde, cuando se enteraron de su muerte a los 87 años en la ciudad de México. Todos quisieron contar qué los unía a García Márquez: un libro iniciático, una lección de periodismo, la asistencia a alguna de sus charlas magistrales, una pequeña anécdota, una foto. Entre toda la avalancha de twitts hicimos una selección de los que nos parecieron los más significativos. Aquí van, a modo de homenaje:

Jorge Carrión ‏‪@jorgecarrion21‬ Apr 17
Sólo vi dos veces a GGM. La segunda estaba borrachísimo, se caía por los suelos de ‪@FILGuadalajara. Creo que fue feliz.

Liliana Colanzi ‏‪@lilianacolanzi‬ Apr 17
Este no es un tuit sobre García Márquez.

Irvine Welsh ‏‪@WelshIrvine‬ Apr 17
R.I.P. Gabriel Garcia Marquez. Literary giant. ‪#OYOS

Rodolfo O .Rabanal ‏‪@rodolforabanal‬ Apr 17
Después de una docena de rechazos, Paco Porrúa, el editor de Sudamerica de B.Aires,resolvió q Cien años de soledad no podía perderse.

Gonzalo Garces ‏‪@GonzaloGarces5‬ Apr 17
Fue un grande. Chau, me voy a leerlo.

Margo Glantz ‏‪@Margo_Glantz‬ 20h
Cuando las cenizas d un escritor se vuelven reliquias: la mitad se queda en México y la otra en Colombia

Valeria Luiselli ‏‪@ValeriaLuiselli‬ Apr 17
Con razón hoy vi un pelotón de hormigas marchando calle arriba. Era la profesía esa de los Buendía, vaticinando que se iba a acabar un mundo

[Seguir leyendo]


Bolonia siempre estuvo cerca

21-04-2014

Coni Salgado participó de la Bolonia Children Book Fair, la feria de literatura infantil más importante del mundo, y volvió para contarlo. De yapa, una lectura de Historia de una lágrima de Katsumi Komagata (One Stroke – Les Trois Ourses).

Por Coni Salgado.

bolonia

Te reciben todas las banderas del mundo. El cartel está en inglés. Vas llegando y pensás, ¿por qué tardé tanto en venir?

Pasas tu entrada y tomás un mapa. Ingresás. La bienvenida es un muro que los ilustradores de todas las naciones están empezando a cubrir con su alma. Tarjetas y papelitos de todos los estilos gráficos se ofrecen al universo editorial. La muestra está tan concurrida que la dejo para mañana. Me pierdo. Tengo que llegar a mi stand, allí aprenderé a hablar en todos los idiomas, mejoraré el lenguaje de señas y me comunicaré con gestos en japonés. Nos une a todos algo universal: el amor por los libros. Ayer cuando llegué al armado, todo este paraíso no existía. Se construye como un castillo de arena con la misma velocidad con que se desarma.

La feria está contituída por amplios y vidriados pabellones. La primera sensación es asfixia. La información se abalanza sobre mí: ¿podrán mis ojos consumirlo todo? Al stand llegan ilustradores de todos los rincones del globo. En dos segundos, les pido que me muestren su arte y me dejen su tarjeta. Pero la “Bologna Childrens Book Fair” es una feria de derechos, entonces muchos editores interesados en saber se acercan para informarse. Los pabellones están sectorizados por países. Algunos espacios comunes son como postales típicas de un evento que se resume en un encuentro sin fronteras. Son cuatro días de culto a la infancia. Al arte sin edad. A la literatura infantil y juvenil. En un pabellón suena la música; chill-out y champaña. Más allá se escuchan aplausos. A la vuelta, en el stand que representa a las editoriales argentinas, veo abrazos, caras conocidas, pedacitos editados de mi tierra.

[Seguir leyendo]


:: Agenda ::

Coetzee en Eterna Cadencia

21-04-2014 |

El Nobel de Literatura se presentará el próximo sábado en la librería.

coetzee

El sábado 26 de abril, a las 19.30, el escritor sudafricano, autor de Desgracia y Juventud, entre otros libros, vendrá a leer a la librería fragmentos de su nuevo último libro, La infancia de Jesús. La lectura será en inglés (sin traducción simultánea) y la entrada gratuita, pero con inscripción previa a info@eternacadencia.com.ar (cupo limitado). Ese día la librería cerrará sus puertas a las 19 y sólo se permitirá el ingreso a quienes estén inscriptos.

¡Los esperamos!


:: Agenda ::

Vivir afuera

21-04-2014

Actividades destacadas de la semana.

EXPOSICION DE QUINO EN SALAMANCA El jueves Quino inaugura la Feria del Libro de Buenos Aires.

La inauguración de la Feria del Libro de Buenos Aires, una de las ferias más importantes y convocantes del mundo de lengua hispana, marca el pulso de esta semana. Pero no es lo único: homenajes a Marguerite Duras, muestras de fotos que recorren la vida y lucha de Fidel Castro y entrevistas públicas a best-sellers literarios son algunas de las actividades que completan la grilla propuesta. Hay de todo y para todos. ¡A salir afuera sin excusas!

[Seguir leyendo]


:: Filba ::

El lado oscuro del cuadrado

17-04-2014

En el último Filba Nacional en Azul tres duplas de escritores participaron de una actividad que ya es un clásico del festival: la bitácora. ¿La propuesta? Invitarlos a hacer una excursión y que luego escriban sobre ella. En este caso publicamos los textos que los escritores Martín Zariello y Roque Larraquy, quienes pedalearon en bici la ruta Salamone.

portada cementerio-Foto Nicolas Murcia

Por Martín Zariello.

Durante buena parte del paseo, Azul parece el sitio en el que ocurren los poemas de Borges de los años ´20.

Los proyectos edilicios de Salamone intervienen violentamente el espacio.

Es como si la ciudad fuese escrita por Borges y por Girondo al mismo tiempo.

La distancia simbólica que existe entre una y otra estética poética es la medida del extrañamiento que la ciudad le propone al visitante ocasional.

La imagen monumental del ángel que protege el cementerio provoca un shock, hay algo aterrador en esa imagen, como si estuviésemos ante el patovica total, uno que ya no te discrimina por negro o estar mal lookeado, sino que directamente deja afuera del boliche a todos los que están vivos.

No conocía la obra de Salamone, carezco de presupuestos intelectuales para describirla, y si los tuviese probablemente tampoco sabría qué decir.

[Seguir leyendo]


:: Filba ::

Cartas sobre Aira

16-04-2014 | ,

Sergio Chejfec y Ariel Idez intercambiaron mails durante meses sobre la obra y la figura del escritor de Pringles y los presentaron durante el último Filba Nacional en Azul. Este es el resultado de esa experiencia.

Dia II-Cruces Epistolares-foto Nicolas Murcia (2)

Sergio Chejfec

Hola Ariel, estoy por empezar un viaje en micro de unas cuatro horas. Estamos viendo cómo empezamos. Y el tema me llevar a pensar en los comienzos, en este caso de Aira. A duras penas recuerdo alguno. Son lo menos elocuente que puede haber, precisamente porque tienen una elocuencia de otro tiempo, como de literatura usada. Hay autores con comienzos memorables, aun cuando no nos guste lo que sigue. Creo que de Aira no recordamos los comienzos, y me pregunto si eso tendrá que ver con una estrategia de contar sin demasiadas justificaciones, restándole importancia a las cosas y asignándosela al fluir de ellas. En todo caso me da igual como comenzamos.
Abrazos, S.

 

Ariel Idez

Hola Sergio, por mi parte, no he tomado un micro pero he abordado un barco y ahora estoy pasando unos días en Colonia (una de las grandes diferencias del mail con las cartas es la forma en que se borra o diluye el lugar desde el que se escribe, aquel encabezado de la carta que antes que nada situaba un tiempo y lugar). Por mi parte, no tengo ninguna preferencia en especial en lo que respecta al intercambio y me gusta la idea de Sergio, que de algún modo ya puso en práctica al hablar de los comienzos en las novelas de Aira. Hace un tiempo estuve pensando en escribir dos ensayos en espejo, uno sobre comienzos y otros sobre finales. Creo que una de las tantas clasificaciones arbitrarias (todas lo son) que podríamos aplicarle a la literatura es que hay escritores de comienzos y escritores de finales. En esta división Aira sería claramente un escritor de finales y en este sentido la espectacularidad de sus finales se contrapone a la ligereza de sus comienzos (que recuerdan un costumbrismo barrial en las novelas situadas en Flores y un bucolismo asordinado en las novelas pampeanas del siglo XIX). Creo que el mismo Aira dijo que su modelo eran los cuentos de hadas y es probable que haya algo del “había una vez” en los comienzos de sus novelas. También se me ocurre pensar en aquella metáfora remanida de que las novelas de Aira funcionan como un acelerador de partículas (que terminan chocando y causando una explosión) y en ese sentido el comienzo debe ser lentísimo, de un desplazamiento casi infinitesimal. Pienso en alguna excepción y me viene a la memoria el comienzo de La Liebre, con esa imagen imposible de Rosas haciendo abdominales y la de El congreso de literatura, que incluye el microrrelato sobre el “hilo de Macuto”, que es como una teoría de la literatura, aunque esa sensación a mí se me recrea todo el tiempo leyendo a Aira (que está hablando, pensando, reflexionando sobre la creación literaria). Mientras escribía este mail, se empezó a levantar una tormenta de proporciones épicas en Colonia, que me recuerda un poco esos finales apocalípticos de las novelas aireanas, así que dejo acá, antes que la naturaleza imite al arte.

[Seguir leyendo]