Archive for December, 2009

Café literario de verano

Wednesday, December 23rd, 2009

Un nuevo “dialoguito” con la participación Guillermo Belcore (periodista de La Prensa, administrador de La biblioteca de Asterión y columnista en este blog). La idea disparadora es recomendar literatura para el verano: Belcore recoge el guante y habla de novelas oceánicas, P recomienda crónicas y clásicos, y PZ no puede reprimir volver a Stephen King. Para el final la pregunta que debería haberse hecho al principio: qué es la literatura para el verano.

P: Recomendanos tres novelas oceánicas para este verano, con una justificación de tres líneas cada una.

GB: [Sin dudar] ¿Leíste La fiesta del chivo de Vargas Llosa?

P: ¿Por qué la tendría que leer?

GB: Porque la novela de dictadores es un clásico en América Latina. Contar la historia de Trujillo, el dictador de la República Dominicana, es interesante de por sí. Además creo que es un alarde de técnica narrativa. Usa el relato paralelo, como Coppola en El padrino, que te cuenta varias historias al mismo tiempo y después convergen.

P: Cómo La tía Julia y el escribidor que en un capítulo va y en otro viene.

GB: No está tan marcado, me parece. No recuerdo la estructura.

PZ: ¿Leíste La maravillosa vida breve de Oscar Wao?

GB: Sí, me encantó.

PZ: Tiene el eco de Trujillo.

GB: Bueno, es la historia de un negro americano.

P: [A PZ] ¿Una novela oceánica o libros para recomendar para el verano?

PZ: Dejame pensar.

P: ¡No! [Golpea las manos con urgencia] Sos librero, loco.

(more…)

Narrativa de autores jóvenes

Wednesday, December 23rd, 2009

Ana Mazzoni, encargada de la prensa y difusión de Eterna Cadencia Editora, respondió la encuesta de Ñ sobre la literatura argentina en su rol de crítica. Esta es su participación:

Por Ana Mazzoni. Foto: Juan Mazzoni. (Para Ñ)

ana mazzoni
click sobre la foto para verla completa

¿Cuáles son, para usted, los libros de autores argentinos más significativos de la década? (Mencione cinco títulos en orden de prioridad).

Voy a circunscribir mis respuestas al ámbito del movimiento llamado “poesía de los ‘90” y alrededores. La década comienza con un acontecimiento que consolida tal movimiento: la aparición en 2001 de Poesía civil de Sergio Raimondi, un libro que, al reponer el discurso de la economía política como un modo válido de lectura de la coyuntura, funcionó como punto cúlmine de una tendencia de carácter materialista que se había instalado en la década anterior, pero que también se verifica en Seudo de Martín Gambarotta y Autobiografía podrida de Alejandro Rubio, El Estado y él se amaron de Daniel Durand, Me encantaría que gustes de mí de Fernanda Laguna y Hatuchay de Washington Cucurto. Aclaración: los libros mencionados, salvo el de Raimondi no necesariamente son las obras más importantes de cada autor.

(more…)

Horarios del 24 y el 31

Wednesday, December 23rd, 2009

Estos son los horarios de Eterna Cadencia durante las fiestas. No son tan complicados como parece:

estrella

  • jueves 24: abierto de 9 a 17
  • viernes 25: cerrado
  • sábado 26 y domingo 27: de 11.30 a 20
  • lunes 28, martes 29 y miércoles 30: de 9 a 21
  • jueves 31: abierto de 9 a 17
  • viernes 1° de enero: cerrado
  • a partir de enero, la librería permanecerá abierta de lunes a sábado, de 11.30 a 20, los domingos cerramos.

Prensa de la semana

Wednesday, December 23rd, 2009

Algunos artículos en la prensa y en blogs que hablan, comentan, preguntan, visitan los libros de Eterna Cadencia Editora.

libros de eterna cadencia

Celeste y Blanca. José María Brindisi reseñó Celeste y Blanca de Guillermo Piro para La comunidad inconfesable.

¿Hará falta repetir que lo esencial en un texto no es aquello que se cuenta, sino quién lo hace? Tal vez porque sus raíces están en la poesía, Piro comprende el valor desmesurado que puede o debería tener cada palabra.

Glaxo. Maria Laura Caraballo leyó Glaxo de Hernán Ronsino para No Retornable.

Ronsino, dueño de una prosa ágil y en ocasiones violenta, coloca en el centro de la escena situaciones donde la traición, el engaño, el dilema moral, el abuso de poder y lo no dicho logran interrumpir el discurrir -en apariencia tranquilo- de las parsimoniosas tardes pueblerinas a la sombra de los paraísos.

Presentación de Excesos del cuerpo. Cristian Piazza estuvo en la presentación de Excesos del cuerpo en Nueva York.

Cómo existe la idea de que la literatura es tribulación qué mejor que una antología sobre la enfermedad y el contagio. La felicidad y otras purgas son casi un repertorio ocasional, artistas invitados en la representación de los quejidos y la afección. Todo lo demás, dice el cliché, es autoayuda. Yo mismo no sé porqué estoy escribiendo sobre personas que en la salud se regodean de la enfermedad como producto redituable; siento que antes de poder evitarlo empezaré a enumerar síntomas, malestares que hasta ayer no les había puesto nombre.

Porno. Esteban Vera reseñó Porno de Marcos Bertorello para la Agencia Nan:

Más allá de algunas referencias al cine triple equis (en “Autor”, un personaje se llama Gerardo Damiano, en referencia al director de Garganta profunda) y los agradecimientos a las pornostars Jenna Jameson, Silvia Saint, Verónica Zamanova y Ginger Lynn, Porno es, sobre todo, un libro de cuentos, construido sólidamente, atravesado por algunas inquietudes literarias.

Celeste y Blanca. Maguila leyó Celeste y Blanca de Guillermo Piro:

El narrador se mete a cada rato en la narración con apreciaciones éticas y estéticas sobre los personajes, el argumento, las ideas que se van desarrollando, la forma de escribir y cuestiones generales de la vida. La esencia del relato es su construcción misma. Como bien me señaló Paula Pampin: es una narración sobre el acto de narrar.

Basta de esos libritos para adolescentes

Tuesday, December 22nd, 2009

Un nuevo y extraño colaborador se suma al blog: el Prof. Nones es un activo militante en contra de la literatura y la lectura. En este artículo no recomienda libros para adolescentes.

Por Nones.

El romanticismo apto para suegras de ayer es intolerable. Regalarle un libro a un pibe es como tirarle un baldazo de agua fría para despertarlo a las seis de la mañana. Fíjense, por ejemplo, los títulos que dejo abajo. No sólo le arruinás la mañana: podés amargarles el día –qué digo, ¡semana enteras!– con buena literatura. En honor a la equidad, después de leer cada librito, el chico tendría que prestárselos a los padres, así se amargan todos juntos.

Empecemos con El conde de Montecristo, escrito por Alejandro Dumas –dicho sea de paso: si viste la película, cuál es el sentido de masticarte 1013 páginas–. El lugar común dice que este Dumas es “el genial Dumas”. ¡Por favor! ¡El único Dumas que valía la pena era el Gato! Sin embargo, hay que reconocer que esta novela tiene algo bueno. Educa en valores: no hay nada más importante que una buena venganza. Si te hacen una, lo que tenés que hacer es pagarle con la misma moneda, aunque te lleve 30 años.

Sigamos: El señor de las moscas –otra cantidad de páginas que podés ahorrarte si viste a Los Simpsons–. Imaginate que llegás a una isla desierta con tus amigos, libre de obligaciones, que podés pasarte una infinidad de tardes de sol y fútbol. Y que rápidamente imponen una regla democrática y sensata: para hablar tenés que tener en las manos la cabeza podrida de un chancho. ¿Existe el paraíso? ¡¡Sí!! ¿Por qué, señor Golding, quiere hacernos creer que el mundo es violento?

(more…)

Hacer reir

Tuesday, December 22nd, 2009

Nos tomamos un recreo con este video que nos entrega la Audiovideoteca de Buenos Aires: los más grandes historietistas reunidos en la feria del libro acompañando la presentación de Esto no es todo de Quino e Inodoro Pereyra 26 de Fontanarrosa (mayo de 2002).

Se suponía que iban a presentar un libro cada uno, pero la crisis a la que el país hacía frente, había golpeado de manera precisa a Ediciones de la Flor. En mayo de 2002, sólo habían logrado a editar Esto no es todo de Quino e Inodoro Pereyra 26 de Fontanarrosa. Sin embargo, estaban todos presentes: Quino y Fontanarrosa, Caloi, Maitena, Rep y un joven Liniers que por esa época entusiasmaba desde el suple No de Página. “Es evidente que, en la Argentina, la producción de historietistas sólo es superada por la de ministros de Economía”, bromeó Daniel Divinsky, director editorial.

La Audiovideoteca de Buenos Aires nos entrega este video (que en rigor pertenece a Ediciones de la Flor) en el que los dibujantes hablan de su método de trabajo. Y lo hacen de la mejor manera: con humor. Casi seis minutos para tomarse de recreo.

La pregunta por la literatura

Tuesday, December 22nd, 2009

Gustavo Santiago reseñó La palabra muda de Jacques Rancière para ADN. “El valor de arribar al final estriba en que entonces se está en mejores condiciones de retomar la pregunta desde el comienzo”, dice.

Por Gustavo Santiago (para ADN).

la palabra mudaLa trayectoria filosófica de Jacques Rancière (Argelia, 1940) se inicia con su participación, en los años sesenta, en el grupo que bajo la tutela de Louis Althusser elaboró uno de los libros más influyentes de su tiempo: Para leer el Capital. Desde entonces -y tras un pronto distanciamiento de las posiciones de su maestro-, Rancière ha realizado una vasta y original producción que lo señala como una de las principales figuras de la filosofía política francesa. También han resultado fundamentales sus intervenciones en relación con la educación. Menos conocidos son sus trabajos sobre estética. La aparición de La palabra muda, cuya edición francesa es de 1998, viene a atenuar dicha carencia.

Es un lugar común afirmar que los filósofos encuentran problemas donde el resto de los mortales sólo ve obviedades. Rancière lo asume cuando se atreve a plantear la pregunta: “¿Qué es la literatura?”. Cualquier librero, cualquier docente, cualquier lector parece estar en condiciones de distinguir en una biblioteca un libro de literatura de otro que no lo es. Pero, no obstante, si se le pide que brinde una definición precisa que permita explicar en qué se basa esa distinción, el problema mostrará toda su complejidad. La cuestión de fondo es aquella que ha atormentado a tantos teóricos -entre los que cabe destacar a los formalistas rusos- que han intentado abordar la “literaturidad”; es decir, las características específicas de ciertos textos a los que se da el calificativo de “literarios”.

El trabajo de Rancière se inicia con un análisis de “la naturaleza y las modalidades del cambio de paradigma que destruye el sistema normativo de las Bellas Letras”. El punto clave allí será el abandono de la idea de representación. El paso siguiente consistirá en mostrar la tensión interna del paradigma moderno, que se manifiesta en la simultánea puesta en juego de principios contradictorios. Dichos principios postulan, por un lado, la “indiferencia de la forma con respecto a su contenido” y, por otro, la necesidad de que la literatura sea una cabal “expresión de la sociedad”. Para abordar esta tensión de corte hegeliano, el filósofo realiza un minucioso análisis de textos de Flaubert, Mallarmé y Proust.

Como es de suponer, el libro no culmina con una respuesta definitiva a la pregunta que lo originó. No hay disolución de las contradicciones, ni definiciones esclarecedoras. Es el recorrido, el trayecto en sí mismo, el que puede aportar algún tipo de saber. Como sucede con La fenomenología del espíritu, de Hegel, el valor de arribar al final estriba en que entonces se está en mejores condiciones de retomar la pregunta desde el comienzo.

Qué leen los que escriben: Leonardo Valencia

Tuesday, December 22nd, 2009

Leonardo Valencia nos deja la “recomendación de amigo” de esta semana: Diario de un mal año de J. M. Coetzee.

Por Leonardo Valencia. Foto: Nella Escala.

Diario de un mal año, de J.M. Coetzee. No es un libro perfecto. Incluso diría que es difícil, áspero de leer, frío como todos los de Coetzee, porque todo está aparentemente tranquilo en la superficie de sus páginas. No se sabe bien por dónde tomarlo. Coetzee quiebra la maquetación convencional de la página y establece tres niveles de la historia.

En la parte de arriba hay una serie de artículos de opinión sobre diferentes temas políticos. La parte del medio es la narración en primera persona de un viejo escritor, el autor de los artículos, que conoce en la lavandería de su edificio australiano a una mujer joven, llama Anya, a quien le pide que mecanografíe sus artículos. Y el tercero es la narración de Anya sobre su relación con el escritor, de quien le cuenta a su marido. La lectura será el cóctel de este tríptico nada sensacional pero que tiene muchos vasos comunicantes y que termina en la transformación de sus personajes. La escritura aséptica de los artículos evoluciona hacia un plano más auténtico y personal, y entre ellos hay unas cuantas notas de Coetzee sobre el arte de la novela que son ejemplares, como cuando habla de Tolstoi.

(more…)

Libros para adolescentes

Monday, December 21st, 2009

Cuatro clásicos para leer en la adolescencia: Cortázar, García Márquez, Sepúlveda, Iparraguirre.

Por P.Z.

“La adolescencia no es una edad cronológica, es un estado”, dijo Abelardo Castillo, y luego señaló que los mejores escritores son los que leemos en la adolescencia. No podemos sino suscribir las palabras de Castillo: los libros que leímos a los quince nos acompañan desde aquel entonces. El año pasado, para esta misma época, pensamos en algunos libros recomendados para adolescentes (una, otra y otra más). Aquí los aumentamos -me toca comenzar- con cuatro clásicos, como para ir sobre seguro.

Me acuerdo de las horas de viaje al CBC en Ciudad Universitaria, colgado del 160, leyendo a Cortázar. Y de cómo me escapaba de las clases aburridas de Pensamiento Científico escondiéndome en la biblioteca del Pabellón II. Bestiario es el primer libro de cuentos de Julio Cortázar. Aunque difícilmente haya sido el primero de él que haya leído –nunca fui muy ordenado y menos en la cronología literaria– tengo la sensación de que este libro revolucionó mi lectura. “Casa tomada”, “Carta a una señorita en París”, “Las puertas del cielo”: no hay como Cortázar para escaparse e inventarse un mundo.

(more…)

Monstruo

Monday, December 21st, 2009

daniel link

Ese carácter morfológicamente inestable de ese monstruo [la sirena] a través del tiempo y de los años, no llega a estabilizarlo en términos desde su función cultural, de su función pedagógica. Aunque cambie la forma, el monstruo sigue siendo raro, es decir: el monstruo sigue siendo queer. El monstruo sigue siendo algo que en algún sentido desestabiliza lo que se sabe sobre el mundo, sobre la cultura, sobre uno mismo naturalmente.

Daniel Link en Eterna Cadencia

Foto: Lucio Ramírez
Diciembre 2009

Ranking semanal

Monday, December 21st, 2009
  • Tuk no es alto ni bajo, ni gordo ni flaco: Tuk es Tuk. Tuk es Tuk, la preciosa historia de Claudia Legnazzi, se cuela en el ranking de esta semana tal vez anticipando el regalo que varios Papás Noeles van a dejar en el arbolito.
  • Desde que llegaron a la librería, Paul Auster, Henning Mankell y José Saramago permanecen firmes en el ranking.
  • Jorge Consiglio, Carlos Busqued y Hernán Ronsino (este último en el ranking de la editorial): tres libros del año que aparecen entre lo más vendidos.
  • Si reuniéramos los dos rankings, Onetti de Josefina Ludmer sería el libro más vendido de la semana.

tuk es tuk

Estos son los libros más vendidos de la semana pasada:

  1. Tuk es tuk, Claudia Legnazzi (Ediciones del Eclipse)
  2. Invisible, Paul Auster (Anagrama)
  3. El otro lado, Jorge Consiglio (Edhasa)
  4. Bajo este sol tremendo, Carlos Busqued (Anagrama)
  5. El hombre inquieto, Henning Mankell (Tusquets)
  6. Caín, José Saramago (Alfaguara)
  7. La mesa limón, Julian Barnes (Anagrama)
  8. Los perros de Riga, Henning Mankell (Tusquets)
  9. Zama, Antonio Di Benedetto (Adriana Hidalgo)
  10. La ciudad de las ratas, Copi (Cuenco de Plata)

(more…)

Después de Bolaño

Monday, December 21st, 2009

Después de Bolaño

Juan José Becerra, Gonzalo Garcés y Martín Kohan participaron en Filba 2008 de la mesa “Después de Bolaño” con la moderación de Edmundo Paz Soldán.

¿Cuáles serían las tendencias en los próximos años de cómo se está leyendo a Roberto Bolaño? ¿Qué nos deja este gran escritor? La aparición de 2666 en Estados Unidos provocó una ola de reseñas apoteósicas: del desconocimiento al canon. En FILBA 2008 , Juan José Becerra, Gonzalo Garcés y Martín Kohan, con la moderación de Edmundo Paz Soldán, analizaron el futuro de la obra de Roberto Bolaño.

Edmundo Paz Soldán: Un escritor que, hace dos años, directamente era muy poco conocido en Estados Unidos, y es impresionante su conocimiento público actual. Quizás sea una de las cosas que podemos discutir ahora, a parte de la calidad de la obra: ¿cuáles son los fenómenos que han contribuido a que en tan poco tiempo se haya convertido en un indiscutido referente, no solamente de la literatura latinoamericana, sino de la literatura europea, norteamericana, un escritor que instruye a escritores jóvenes en Estados Unidos, en Japón o en Francia. Entonces, quizás, para comenzar, para romper el hielo, quizás valdría la pena preguntarles, a Martín, a José y a Gonzalo, cuál es la huella que ustedes sienten que ha dejado o deja la lectura de Roberto Bolaño. ¿Lo sienten como una influencia en lo que están escribiendo ustedes ahora? ¿Sienten que más bien hay una lectura o una relación más bien de un lector a un escritor? ¿Cuál es la huella de Bolaño en la obra de ustedes?

[ Seguir leyendo en el blog de Filba ]

Leyendo a Casas con los Beatles de fondo

Sunday, December 20th, 2009

Son las seis de la tarde y ya se pone oscuro. Estoy tirado en mi pieza, escuchando Abbey Road, de Los Beatles. Escucho sobre todo el lado dos, ése es el que me gusta. Canciones enganchadas o, mejor dicho, una melodía original que va sufriendo mutaciones. Los Beatles; esos sí que eran grandes. Lo puedo asegurar. No hay muchas cosas que pueda asegurar. A lo sumo puedo escribir, citar, poner fechas. Por ejemplo: el verano tardó muchísimo en irse. Un calor húmedo y terrible, sábanas húmedas, cigarrillos doblados, olor.

Fabián Casas, Ocio

Dos cultores del género negro

Saturday, December 19th, 2009

Carlos Salem y Leonardo Oyola conversan sobre los intereses, placeres y sinsabores de la tarea del escritor. “Para mí escribir es casi mejor que el sexo”, dice Salem. “Los escritores somos criaturas frágiles”, dice Oyola.

Por P.Z.

leo oyola - carlos salem

Faltó la cerveza. Una tarde calurosa bajo una sombrilla en la terraza de la librería, una conversación animada sobre literatura: faltó la cerveza.

Carlos Salem y Leonardo Oyola se conocieron cuando el sello Salto de Página editó casi en simultáneo las novelas Camino de ida (de Salem) y Chamamé (de Oyola). Un año más tarde esas novelas compitieron en la Semana Negra de Gijón. “Íbamos a perder pero a divertirnos –dice Salem–, y al final ganamos los dos.” Oyola confiesa que ya la posibilidad de volver a España era el premio en sí mismo, “pero la noche anterior te agarra ansiedad: ya que estoy acá quiero ganar”.

Las alegrías de Gijón y la contigüidad literaria forjaron una amistad a la distancia (Salem vive en España desde 1988; el aquí y el allá en su discurso es un lugar difuso) que se alimenta de breves encuentros y correo electrónico. En el reciente viaje a Buenos Aires, Salem y Oyola pasaron por Eterna Cadencia para una realizar lectura pública. También agendamos una entrevista a Salem, que derivó en una conversación entre amigos con un grabador encendido. Una conversación sobre las claves del policial negro.

Mi tarea fue sencilla: sostener el diálogo con lineamientos más bien amplios y disfrutar el momento. Así que ahora me corro y los invito a que disfrutar también del diálogo. Y si pueden, destapen las cervezas que a nosotros nos faltaron.

(more…)

Misterios que se intensifican

Friday, December 18th, 2009

Martín Lojo reseña en simultáneo los nuevos libros de Daniel Guebel: El caso Voynich (Eterna Cadencia) y Mis escritores muertos (Mansalva).

Por Martín Lojo (para ADN)

el caso voynichA contrapelo de la moda novelística que busca enigmas ocultos en códices y descendencias divinas para develarlos con artilugios más o menos pueriles, Daniel Guebel recurre al misterio para intensificarlo en una máquina de imaginación literaria.

A primera vista, El caso Voynich es un ensayo sobre el manuscrito que el librero Wilfryd Voynich descubrió en 1912, en la biblioteca del colegio jesuita de Mondragone, cerca de Roma. Confeccionado entre los años 1450 y 1520, el documento muestra imágenes de extrañas plantas, constelaciones y mujeres desnudas en estanques de tinta conectados por tuberías, y un texto escrito en una lengua desconocida, de estructura similar a la de las lenguas naturales, pero imposible de descifrar a pesar de los esfuerzos de lingüistas y criptólogos. Guebel indaga el caso en todos sus detalles: la atribución de la autoría del manuscrito a Roger Bacon y a John Dee, el recorrido del texto desde las manos del rey Rodolfo II de Bohemia hasta Mondragone, los afanes de los interpretadores desde su aparición hasta el presente y las hipótesis sobre su significado. El manuscrito puede ser un texto alquímico, un catálogo de semillas africanas, un libro pornográfico codificado para huir de la censura, la clave de una operación de espionaje o una estafa del propio Voynich. Mientras que el relato avanza en una búsqueda paranoica de sentido, los hechos “reales”, tomados en su mayoría de Internet, son capturados por la literatura: encontramos el manuscrito arrumbado en una biblioteca sobre los escritos de Hafen Slawkenbergius, un personaje ficcional del Tristram Shandy, de Stern; o notamos que el último poseedor del texto, el agente de Bolsa Hans Kraut, muerto en 1987, discute la veracidad de un texto firmado en 2005.

(more…)