Posts Tagged ‘Ariel Magnus’

Entrevista pública a Ariel Magnus

Thursday, July 24th, 2014

El autor de Un chino en bicicleta participará del ciclo “El escritor y su obra”.

Ariel Magnus

Patricio Zunini entrevistará sobre su obra a el autor de Un chino en bicicleta y Muñecas, entre otros libros. La cita imperdible es el martes 29 de julio, a las 19. Entrada libre y gratuita.

¡Los esperamos!

 

Entrevista pública a Ariel Magnus

Wednesday, June 18th, 2014

El martes que viene vuelve el ciclo “El escritor y su obra”.

ariel magnus

Patricio Zunini entrevistará sobre su obra a el autro de Un chino en bicicleta y Muñecas, entre otros libros. La cita es el martes 24 de junio, a las 19. Entrada libre y gratuita.

¡Los esperamos!

Géneros: ¿hermanos menores?

Tuesday, July 23rd, 2013

En el II Filba Nacional, José María Brindisi, Ariel Magnus y Claudia Piñeiro, con la moderación de Silvina Friera, debatieron acerca de la detención y renovación de los géneros literarios, retóricas y códigos de la ciencia ficción, el terror, el humor y el fantástico en la narrativa contemporánea.

Foto: Betania Propatto.

brindisi, friera, piñeiro, magnus

Silvina Friera: Buenas tardes. El tema que nos convoca hoy son los géneros, pero con una pregunta: ¿hermanos menores? Sin que sea el tema central que atraviese toda la mesa, quería despejar la cuestión sobre por qué cuando hablamos de géneros aparece la idea de hermanos, ya una filiación, y la palabra “menor”, que da una idea despectiva o de descalificación.

(more…)

Como un plato volador

Friday, April 12th, 2013

El autor de Un chino en bicicleta y El hombre sentado, entre otras, habla de la reciente La 31. Una novela precaria (Interzona). “Mi idea primordial era hablar de la pobreza en tono humorístico”, dice.

Por Patricio Zunini. Foto: Betania Cappato.

ariel magnus

Ariel Magnus estaba en Suiza: salía a caminar por las calles de Zurich y luego volvía a la casa para escribir. Y aquello que escribía era una novela impensada para el orden y la precisión de relojes y trenes.

La 31. Una novela precaria tiene como escenario y protagonista a la Villa 31, uno de los asentamientos más grandes y paradigmáticos de Buenos Aires. Es en ese entorno tan alejado de Zurich —y tan alejado también de lo que rodea a la villa: Retiro, el Centro, Recoleta, Barrio Parque— donde Magnus persigue diferentes historias —31 historias— que se entrelazan, se absorben, se regenerarn dando como resultado una ficción que crece en desorden, como las casas que allí se levantan, pero en la que, sin embargo, cada cosa ocupa su lugar. Así, un revolucionario tiene la visión de villarizar el país, un grupo de extranjeros hace turismo de riesgo, unos jóvenes de clase alta creen hacer trabajo social del mismo modo que dos villeros creen salir en camioneta para violar a las vecinas de Recoleta. Y como un espejo que devuelve una imagen deformada, del otro lado de la Avenida del Libertador, se siente la presencia inevitable de los edificios más caros de la ciudad.

—Lo veo como un libro parecido a Un chino en bicicleta —dice Magnus— porque nace del contraste. Por eso elegí la villa 31. Me interesaba la villa en medio de la riqueza.

(more…)

Nueve preguntas a Ariel Magnus

Tuesday, June 5th, 2012

El autor de El hombre sentado y La cuadratura de la redondez, entre otros, responde nuestro cuestionario de nueve preguntas a escritores.

Una nueva entrega de las nueve preguntas a escritores. Hoy responde Ariel Magnus, autor de, entre otros títulos, Un chino en bicicleta, El hombre sentado, La cuadratura de la redondez.

ariel magnus
Foto: Daniel Mordzinski

¿Qué título de otro autor te hubiera gustado para un libro tuyo?

El gusano máximo de la vida misma.

¿Qué música escuchás cuando escribís?

Ninguna. La de algún vecino, en el más horrible de los casos.

(more…)

Oblomóv no es nada

Tuesday, April 24th, 2012

El autor de Un chino en bicicleta y El hombre sentado recomienda leer Oblomóv de Iván Goncharov.

Por Ariel Magnus.

oblomovTarde, demasiado tarde leí Oblómov, de Goncharov. Para que a otros no les pase lo mismo, lo recomiendo fervientemente, aunque no estoy muy seguro de que tenga sentido recomendar sin conocer los gustos del recomendado.

Nada sabía de este libro o de su autor antes de leerlo, salvo que es anterior a los grandes clásicos rusos, y que su personaje central no se levanta de la cama. En realidad yo creía que no se levantaría en las 700 páginas que insume la historia, y por eso me mandé a leerla, curioso por ver cómo hacía el autor para sostener tanto tiempo esa idea maravillosa, tanto más maravillosa cuanto más tiempo se la sostuviera. Que Oblómov al fin se levante llegando al tercio de la novela fue por eso una decepción, y ni hablar de cuando de pronto se enamora y siente que encontró una razón para vivir. Sólo después entendí que hacerlo salir de la cama y enamorarse y que le pasen algunas cosas es una estrategia para reforzar lo único que tiene que pasar (Atención: estoy a punto de contar el final, así que los que se interesan por el suspenso deben dejar de leer; aunque bien pensado, los que se interesan por ese tipo de suspensos es muy probable que un libro así los aburra mucho, así que mejor lean este resumen y listo): que no pase nada y Oblómov termine en la cama, de la que nunca debería haber salido. Los baches de acción y de emociones quedan plenamente justificados por la recuperación de la quietud inicial, que es la verdadera acción y emoción de esta obra beckettiana. Hacia el final, la novela nos regala además una hermosa descripción de la melancolía, como el precio que debe pagar la humanidad por haber robado el fuego de Prometeo.

(more…)

Interpretando las banderas ricoteras

Friday, January 13th, 2012

Ariel Magnus habla de La cuadratura de la redondez. Interpretación anotada de las canciones de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota (Ed. Interzona) “Mi única regla de oro era nunca interpretar lo que realmente debía ser”, dice.

Por Patricio Zunini. Foto: Maximiliano Luna.

ariel magnus

Qué dicen estos versos: “Esta vez, por fin, la prisión te va a gustar. / El reo semental se va a licuar en esta prisión”. O estos: “Motor psico, el mercado de todo amor. / Lo que debés cómo puedes quedártelo”. O estos otros: “Un tecno-duque trabajó / nuevos gemidos para el show.” En La cuadratura de la rendondez, Ariel Magnus persigue el objetivo de aportar nuevas interpretaciones a la poética del Indio Solari. El libro se construye como los escritos de un grupo de redondólogos encabezados por el filólogo Atila Schwarzman que aborda la tarea titánica de interpretar cada canción de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. El resultado es un inesperado (y por momento disparatado) análisis con el que Magnus discute las prácticas habituales de la crítica académica.

En esta entrevista Ariel Magnus habla del libro y cuenta los desafíos que se impone para ser un autor que se escapa de lo predecible.

-¿Este libro viene a ser una burla de la sobreinterpretación del crítico?

-Es una mofa de la interpretación académica encorsetada. Trato de reproducir los vicios que les conozco o que creo ver en ellos. Es una mofa fuerte: de hecho, era uno de los motivos por los cuales quería escribirlo. La interpretación me gusta, me parece un ejercicio de libertad. Pero, justamente, cuando se hace con libertad. Y en la universidad es lo primero que te quitan. Mis deseos de libertad no son compatibles con los de la universidad porque implican no respetar el texto, no tener la verdad como objetivo y una serie de cosas que no se ajustan al estudio supuestamente científico que se da en la Academia. En este libro hay interpretación, pero este tipo de interpretación está mucho más cerca de la inspiración a partir de un texto que de una interpretación científicamente entendida.

(more…)

Trabajar con material ajeno

Wednesday, January 19th, 2011

Ariel Magnus habla de El hombre sentado, su nueva novela basada en la película Canciones del segundo piso de Roy Andersson.

Por PZ. Foto: Maximiliano Luna.

ariel magnus

A partir de una película de Roy Andersson (Canciones del segundo piso), Ariel Magnus construye un sinfín de historias tragicómicas que, a través del humor y del absurdo, revelan las grietas de una sociedad en la que se supone que todo marcha por sus carriles. En medio de un embotellamiento sin antecedentes, a horas del cambio de milenio, hombres y mujeres ven con perplejidad cómo sus vidas dan un pequeño giro que determinará sus futuros. Las bocinas atascadas en un infinito delta automovilístico llegan desde el exterior, como si se preguntaran ellas también “¿qué pasó?”.

En Estocolmo, durante los últimos días del milenio, una secta que anuncia el fin del mundo con la llegada del 2000 (a menos que se arroje por un acantilado a una niña virgen con los ojos cubiertos) provoca un caos en el tránsito que paraliza toda la ciudad. Pelle, por encargo de su jefe, ha echado a Lasse quien desde el piso no le suelta la pierna (¡y todavía faltan mil despidos!). Kalle, sumido en su letanía frente a dos agentes de seguro que inspeccionan el incendio de su negocio, prácticamente olvida que él mismo lo provocó. Mientras, decenas de pasajeros irrumpen en el aeropuerto tras la oferta de una ignota aerolínea que ofrece ir adonde se quiera con todo lo que más se quiera por solo un krona.

Una novela única poblada de hombrecitos trucados, hambrientos, desplazados, leídos, rotos, ardientes, hilvanados magistralmente por versos de César Vallejo, que hace gala tanto de un humor absurdo como de una prosa que sorprende.

(more…)

El hombre sentado

Friday, December 10th, 2010

La novela de Ariel Magnus, inspirada en la película de Roy Andersson, segunda novedad de diciembre de Eterna Cadencia.

A partir de una película de Roy Andersson (Canciones del segundo piso), Ariel Magnus construye un sinfín de historias tragicómicas que, a través del humor y del absurdo, revelan las grietas de una sociedad en la que se supone que todo marcha por sus carriles. En medio de un embotellamiento sin antecedentes, a horas del cambio de milenio, hombres y mujeres ven con perplejidad cómo sus vidas dan un pequeño giro que determinará sus futuros. Las bocinas atascadas en un infinito delta automovilístico llegan desde el exterior, como si se preguntaran ellas también “¿qué pasó?”.

En Estocolmo, durante los últimos días del milenio, una secta que anuncia el fin del mundo con la llegada del 2000 (a menos que se arroje por un acantilado a una niña virgen con los ojos cubiertos) provoca un caos en el tránsito que paraliza toda la ciudad. Pelle, por encargo de su jefe, ha echado a Lasse quien desde el piso no le suelta la pierna (¡y todavía faltan mil despidos!). Kalle, sumido en su letanía frente a dos agentes de seguro que inspeccionan el incendio de su negocio, prácticamente olvida que él mismo lo provocó. Mientras, decenas de pasajeros irrumpen en el aeropuerto tras la oferta de una ignota aerolínea que ofrece ir adonde se quiera con todo lo que más se quiera por solo un krona. Una novela única poblada de hombrecitos trucados, hambrientos, desplazados, leídos, rotos, ardientes, hilvanados magistralmente por versos de César Vallejo, que hace gala tanto de un humor absurdo y candoroso como de una prosa lúdica que no deja de sorprender.

Biografía
Ariel Magnus nació en Buenos Aires en 1975. Publicó Sandra (2005), La abuela (2006), Un chino en bicicleta (2007, Premio de novela “La otra orilla”, traducido al alemán, italiano, rumano, croata y hebreo), Muñecas (2008, Premio de novela corta “Juan de Castellanos”), Cartas a mi vecina de arriba (2009), Ganar es de perdedores (2010) y Doble Crimen (2010). Trabaja como periodista cultural y traductor literario.

Anticipo de El hombre sentado

Friday, November 26th, 2010

Con este fragmento anticipamos El hombre sentado, la nueva novela de Ariel Magnus que publica Eterna Cadencia Editora en diciembre.

Por Ariel Magnus.

El hombre cantado

el hombre sentadoHacía ya unos meses que Kalle escuchaba una melodía al andar en metro, una música como de vientos y violines. Tanto a la mañana como ahora, regresando del centro de la ciudad, cada vez que la formación se ponía en marcha Kalle oía, por sobre el chirrido de las ruedas metálicas, esa cadencia etérea, como de ópera, que parecía surgir de las vías mismas o de más abajo aún, del centro de la Tierra tal vez. Era una música tan clara y ubicua, tan bella y pegadiza, que le resultaba inconcebible que los otros pasajeros pudieran no percibirla, o abstenerse de tararearla en su interior. Así se explicaba Kalle que todas esas personas que día a día partían a sus hogares y volvían luego a sus trabajos se pasasen el viaje entero en silencio, las miradas perdidas entre las otras miradas perdidas que multiplicaban los vidrios espejizados por la iluminación interior. El ensimismamiento de esos viajeros no era el de quien está pensando, sino el mucho más profundo de quien escucha, creía Kalle. Y hoy en especial la reconcentración era de tal magnitud, y la armoniosa música se oía con tanta nitidez, que Kalle sintió que irradiaba de la gente misma, como si fuera el coro de pasajeros el que entonaba esa aria entre apocalíptica y trinufal, las bocas obscenamente abiertas como verdaderos cantantes de ópera, los pechos arqueados y las cejas henchidas en gesto devoto. ¿Y si eran todos artistas callejeros y él su único espectador? Más le valía bajarse antes de que pasaran las gorras.

(more…)

Fútbol y filosofía

Tuesday, June 22nd, 2010

Ariel Magnus y Pablo Alabarces mantuvieron un diálogo abierto sobre la relaciones que mantienen el fútbol y la filosofía.

En este mes futbolero, Ariel Magnus y Pablo Alabarces mantuvieron un diálogo abierto en el que hablaron de la relación que tiene el fútbol con la filosofía. El diálogo, jugoso, podría haber extendido sin tiempo, porque los dos temas, además de ser apasionantes, comparten que la búsqueda de verdades que siempre pueden definirse y redefinirse.

Todo lo que aprendí sobre moral lo aprendí jugando al fútbol.

Pablo Alabarces: La necesidad de recurrir a esa frase le saca importancia al fútbol. Es la frase más desbordada y exasperadamente citada cada vez que alguien quiere darle importancia al fútbol, lo cual supone que entonces no lo tiene. Es decir: como el fútbol carece de importancia necesita una frase que le dé un cierto aire de legitimidad.

Ariel Magnus: O quizás sea como para darle altura al deporte. “Mirá, si Camus hablaba de fútbol…” Para mi gusto es una frase bastante poco filosófica. La moral es parte de la filosofía, pero creo que la usa en un sentido de aprendizaje en convivencia. Podría haber sido en la cárcel o en otro lado.

PA: Además es una declaración que le hizo a France Football. Es como si nos entrevistara Olé: haríamos la concesión de decir “todo lo que sé sobre la vida lo aprendí en el fútbol 5″. Olé puede tener un título, pero en realidad no resiste demasiado análisis. Tiene mucho de frase de circunstancia. ¿Cuándo se empezó a hablar sobre fútbol por fuera del periodismo deportivo? ¿Veinte años?

(more…)

Literatura por kilo

Tuesday, March 30th, 2010

Las últimas novedades de marzo, las primeras de abril. Entre nuevos títulos, reediciones y reapariciones, sumamos más de 4650 páginas…

http://eternacadencia.wordpress.com/wp-admin/post-new.php

Todo Marlowe, Raymond Chandler
(RBA, 1392 págs., $ 131.-)

Solitario, cínico y escéptico, Philip Marlowe es, junto a Sam Spade, el detective más famoso de todos los tiempos. Este volumen contiene las cuatro primeras novelas protagonizadas por Philip Marlowe: El sueño eterno (1939), Adiós, muñeca (1940), para muchos su mejor obra, La ventana siniestra (1942), La dama del lago (1943).

(more…)

Novedades editoriales

Friday, August 7th, 2009

Ayer comentábamos las reediciones que nos enviaron en lo que va de agosto. Esta semana hemos recibido muchos y muy buenos libros: hoy contamos las novedades.

novedades editoriales

(¿Quién descubrió qué hacen las mujeres en el fondo de la foto?)

(more…)

Qué leen los que escriben: Esther Cross

Tuesday, July 28th, 2009

Esta semana, “la recomendación de amiga” la da Esther Cross.

EC es autora de las las novelas Crónica de alados, y Aprendice, El banquete de la araña y Radiana, y de los libros de cuentos La divina proporción y Kavanagh. Recibió el premio de novela de la Fundación Fortabat y las becas Fulbright-Fondo Nacional de las Artes y Civitella Ranieri.

esther cross

(more…)

Aquí están mis credenciales

Tuesday, June 30th, 2009

por P.Z.

pizarra magnusI

La situación puede llegar a ser bastante incómoda: ir a un cumpleaños y encontrarse con una fiesta vacía. La casa de Selin está vestida para la ocasión, los muebles corridos, preservativos como globos, la música al mango, comida y bebida sobre las mesas. Y nadie más que ella en su propia fiesta.

II

La acción transcurre en un pueblito alemán. Un bibliotecario, inmigrante, atiende con frecuencia a una joven –hermosa–. Un día, a ella, mientras devuelve un libro, se le cae una tarjeta al piso. La levanta y se la da al bibliotecario: es una invitación para su fiesta de cumpleaños. ¿Cómo debe tomarlo él? Prácticamente no se conocen. ¿Tenía planeado invitarlo o se sintió obligada? Finalmente decide ir, y tras comprar regalos con una compulsión obsesiva, llega con bastante retraso –téngase presente que es en Alemania–. Desde afuera la música estalla.

Al poco tiempo de estar en allí, ambos –Selin y el bibliotecario– aceptan lo irreversible, la casa esperando una fiesta que no va a producirse. Hay un momento para cierta tensión sexual, están solos, ella es hermosa, seguramente está bastante sensibilizada. Pero un rato más tarde aparece Ben, por como se comporta tal vez sea el marido de Selin, el bibliotecario no sabe qué hacer, cómo moverse, cuándo irse.

(more…)