Posts Tagged ‘Ercole Lissardi’

“La sociedad se pornografizó”

Friday, February 22nd, 2013

El escritor uruguayo Ercole Lissardi habla de su nuevo libro, El centro del mundo (Planeta). “Las grandes editoriales están aceptando que la gente quiere que le hablen de sexo en serio”, dice.

Por Patricio Zunini. Foto: Rolando Andrade Stracuzzi.

ercole lissardi

Ercole Lissardi no se llamaba así. Pero cuando empezó a escribir se rebautizó: “vida nueva, nombre nuevo”, se dijo. En la vida anterior, antes de escribir, había militado en el Uruguay, se había exiliado en México, había trabajado en televisión. Hasta había intentado hacer cine.

—Pero —dice— me di cuenta de la incapacidad de andar dos o tres años detrás de un proyecto. Yo escribo cuatro o cinco las novelas cortas por año. Mi dinámica mental es otra. No era lógico aquel esfuerzo que hice durante mucho tiempo para hacer cine, trabajar con imágenes. No funciono así. Me gusta arrancar una cosa, terminarla, publicarla y olvidarla.

(more…)

Vamos a faltarnos el respeto usando el alfabeto completo

Monday, May 9th, 2011

¿Cuáles son las escenas eróticas que más recordás de la literatura? ¿Qué relatos despertaron aquello que permanecía lacio debajo de tu ropa? ¿O cuál es, en otras palabras, tu punto de cese?

Por Carmen M. Cáceres. Foto: Paula Cáceres.

dos cepillos

Es lunes las baldosas son láminas de frío en serie. Trabajo para pensar en una sola cosa. Es decir: trabajo para evitar el cálculo de consecuencias que pudo desatar un llamado.

En la dinámica erótica cada uno tiene su librito pero, a partir de cierta edad, la mayoría estaciona en las efectivas recetas que los escritores a su vez reproducen cuando quieren poner en situación a los personajes. Se lee: la descripción de los movimientos pendulares, su resistencia, las metáforas sobre los orificios y sus elasticidades, la rigurosa presencia de vellos, un gesto violento que luce por su puntualidad y, al fin, el arrojo. Pero algo se vuelve inútil en esta repetición, en el imaginario gastado. Es como ver por quinta vez en el cable esa película en la que un jardinero somete a dos mujeres bronceadas junto a una piscina.

(more…)

Uruguay en los libros

Thursday, December 23rd, 2010

Lissardi, Polleri y Ferreiro hablaron de la actualidad de la literatura uruguaya en la edición 2010 del Festival Filba.

uruguay en los libros

Los escritores Ercole Lissardi, Felipe Polleri y Alejandro Ferreiro participaron en un panel sobre la actualidad de la literatura uruguaya en la edición 2010 del Festival Filba con la coordinación de Sonia Budassi.

Ercole Lissardi es novelista y ensayista, estuvo exiliado en México durante la dictadura de su país y comenzó a publicar tardíamente en 1995. Sus novelas más recientes son Ulisa (2008), Una como ninguna (2008) y La vida en el espejo (2009). En 2009, en coautoría con Roberto Echavarren y Amir Hamed, publicó el libro de ensayos Porno y post porno. Felipe Polleri participó en los célebres talleres literarios de Mario Levrero. Ha publicado recientemente El alma del mundo (2005), Gran ensayo sobre Baudelaire (2007) y La inocencia (2008). Alejandro Ferreiro es periodista, escritor y poeta. Es autor de ocho títulos, entre los que podemos mencionar Portland (2000), Todo lo quieto sueña moverse (2006), Historia Natural del Silencio (2008). Es columnista en El País Cultural desde 2003.

Sonia Budassi: Quería remarcar algo que nos pasa con los vecinos: los tenemos tan próximos que los observamos y los espiamos y los admiramos y, a veces, los envidiamos. Eso nos pasa con la literatura uruguaya que hemos leído y que produce una obra diversa como son las obras de Lissardi, Polleri y Ferreiro, que tienen puntos en común pero son tres voces muy particulares. También hay algo, aunque marginal, que llama la atención y  que conforma la identidad del Uruguay: hay nombres que son 100% charrúas. En 1913 el médico Roberto Bouton se puso a investigar esta particularidad y encontró nombres tales como Tránsito Caballero, Tresfilos Tabárez, Vinobien Valdenegro, Firmo Aldecoa, Capataz Sotelo, Canuto Arredondo y, voy a meter un nombre de mujer: Subterránea Gadea. Este estudio fue entre 1913 y 1930, pero en nuestros días este fenómeno identitario es bastante notable. En la guía de teléfonos de Montevideo puede encontrar a Elpidio Fernández, Marcos Simbad Delfino, Julio Treintaiuno, Trademar Silveyra. Hasta en la selección de fútbol uruguaya hay nombres charrúas: Oscar Washington Tabárez, Elgidio Arévalo, Sebastián Bruno Fernández Miglierina (alias Papelito; recordarán a los relatos yanquis e ingleses diciéndole “Little Paper”). Por supuesto, otro de los paradigmático es el del expresidente Tabaré Ramón Vázquez Rosas. Hoy, sin embargo, me toca presentar a Alejandro Ferreiro, Felipe Polleri y Ercole Lissardi (que en realidad es seudónimo): desconfié bastante de la “uruguayeidad” de los tres. Vamos a ver si los podemos identificar como uruguayos desde lo que producen.

(more…)

La orilla celeste

Friday, September 3rd, 2010

Actividades de Filba en Eterna Cadencia.

Por PZ.

Ayer por la tarde, en un ambiente colmado de público, se realizaron las dos charlas sobre la literatura uruguaya en Eterna Cadencia dentro del marco de Filba.

Larga vida a Onetti

larga vida a onetti

En primer turno, Carlos Liscano -director de la Biblioteca Nacional del Uruguay- y los académicos Roberto Ferro y Carlos Gamerro hablaron de la figura de Juan Carlos Onetti en un panel moderado por Martín Kohan. La charla fue de menor a mayor: comenzó con cierta rigidez de los participantes, pero a medida que intercambiaban pareceres – en más de una oportunidad hubo contrapuntos interesantes- el encuentro fue ganando calor y color.

Preguntados por Kohan qué es lo más destacable de Onetti, Carlos Liscano dijo una verdad que suena a Perogrullo, pero que pensándola con más detenimiento no lo es: “destaco en Onetti la convicción de que para ser escritor hay que escribir”. Roberto Ferro señaló que el misterio que rodea a Onetti fue provocado por él mismo: “La vida de Onetti es la de un personaje de sus novelas”, dijo. Ya analizando la literatura de Onetti, Carlos Gamerro no dudó en ubicar a Santa María en territorio argentino.

El encuentro terminó entre risas: panelistas y personas del público que conocieron a Onetti -estaba presente entre otros Noé Jitrik- contaron algunas historias disparatadas. Liscano contó que a Onetti le faltaban dientes pero no quería usar dentadura postiza. Una vez, Onetti se excusó ante un periodista: “disculpame que no tenga dientes, se los presté a Vargas Llosa”.

(more…)

La ironía tan ponzoñosa de Polleri

Tuesday, August 3rd, 2010

Esta semana Ercole Lissardi (que estará en Filba) nos deja la “recomendación de amigo”: La inocencia, de Felipe Polleri (que también estará en Filba).

Por Ercole Lissardi.

ercole lissardi

Leo, profusamente gesticulando mi admiración y carcajeándome, La inocencia de Felipe Polleri. ¿Cómo un tipo -Polleri- de apariencia tan comedida, amable, discreta, tímida diría casi -en el próximo Filba se tendrá la oportunidad de chequear lo certero de estas primeras impresiones-, el tipo del que uno dice no sin cierta conmiseración que es incapaz de matar una mosca, puede ser capaz de una ironía tan ponzoñosa?

(more…)

¿Qué podemos leer? Hum…

Monday, November 23rd, 2009

La semana pasada llegaron algunas novedades -muy esperadas- de la Editorial Hum, que se caracteriza por un gran catálogo de literatura uruguaya. En esta oportunidad recibimos libros de Mario Levrero, Ercole Lissardi, Roberto Echevarren, Gabriel Peveroti.

Todo el tiempo, Mario Levrero

Jorge Mario Varlotta Levrero tenía 27 años cuando se editaba “Strawberry Fields Forever”, el single de Los Beatles cuyas estrofas escogería para encabezar este libro. Hasta ese momento se había negado a escucharlos. Desconfiaba de las modas. Pero una tarde, comprando cigarrillos en un quiosco, se demoró un instante más de lo necesario con el cambio, lo suficiente para escuchar: Let me take you down, ‘cause I´m going to Strawberry Fields… nothing is real… La fascinación fue inmediata. “Nada es real”, dijo en los últimos años. “Sólo el amor y la muerte, pero de la muerte no estoy tan seguro”. En 2004 se marchó para siempre, sin aclarar el Misterio. Dejó más de veinte libros que no hacen otra cosa que alimentar esta confusión. En los tres relatos que componen Todo el tiempo acaso se encuentre una respuesta a aquel Misterio. Pero ocurre a veces y nunca es posible reproducir la experiencia. Se trata de tres relatos, pero que tal vez podrían ser uno solo, una antigua y bella pieza de porcelana que por descuido alguien ha dejado caer al piso. Los personajes se proyectan unos sobre otros, los tiempos se mezclan, la realidad es observada a través de un espejo que proyecta oscuros y confusos reflejos. Los fragmentos están delante de nuestros ojos, pero no encajan: cualquier intento es en vano. Sin embargo, al mirarlos por separado, volvemos a creer que forman parte de ese antiguo jarrón. En su posible figura, en el dolor que nos produce su belleza anhelada, encontramos un aire familiar que creíamos perdido para siempre. El recuerdo de la totalidad de la que alguna vez formamos parte. He aquí la condena y la esperanza que guardan estas páginas.

(Ed. Hum, 125 págs., $39.-)

(more…)